Romanos 16:16 "Os saludan todas las iglesias de Cristo."

1 Tesalonicenses 5:21 Examinadlo todo; retened lo bueno.

Proverbios 16:25 Hay camino que parece derecho al hombre, Pero su fin es camino de muerte.

viernes, 5 de febrero de 2016

EL CAMINO DE LA VERDAD SERÁ BLASFEMADO

2 Pedro 2:1-2

Introducción:

En estos tiempos existe una enorme confusión religiosa y por lo tanto doctrinal. La doctrina que fue enseñada por los apóstoles e inspirada por el Espíritu santo, se ha desviado, ha sido blasfemada. En la gran confusión religiosa no se enseña la sana doctrina. Las personas reciben y creen una mezcla de doctrina bíblica con enseñanzas de hombres.  La verdad no es predicada correctamente y la fe de muchas personas ha sido trastornada.

Hay estrecha relación entre la fe y la verdad. Si la verdad es adulterada con falsas enseñanzas, la fe de las personas está mal, no está fundamentada sobre la palabra de Dios sino sobre doctrinas de demonios. Creer la mentira es permitir que la fe sea trastornada.

Pablo dirigiéndose a Timoteo le exhorta a usar bien la palabra de verdad, ha evitar vanas palabrerías que llevan cada día más a la maldad y da el ejemplo de dos cristianos que se desviaron de la verdad y trastornaron la fe de algunos cristianos. 2 Timoteo 2:14-18 

La apostasía, la desviación de la verdad, comenzó en el siglo primero, los apóstoles la combatieron fuertemente, pero a través de los siglos la apostasía desvío el camino de la verdad y hoy tenemos como resultado miles de religiones con doctrinas contrarias a la verdad. El camino de la verdad fue blasfemado y sigue siendo blasfemado. 2 Pedro 2:1-2  

Los que hemos sido hechos parte de la familia de Dios, debemos entender que nuestra fe debe estar fundamentada en la verdad bíblica y no en enseñanzas de hombres, esto implica que debemos esforzarnos por aprender la verdad y sacar de nuestra fe la mentira.

La carta de Judas y segunda carta de Pedro capitulo 2 tiene un paralelo, que nos enseña a defender nuestra fe y entender que hubo, hay y habrá falsos maestros y falsas enseñanzas.

1.  Falsos maestros, falsas enseñanzas, camino de perdición

Pedro comienza advirtiendo que habría falsos maestros que introducirían herejías destructoras. Herejías es una enseñanza o doctrina que contradice la verdad bíblica, al ser una mentira pervierte la fe de quien la cree y destruye la salvación de la persona. Pablo advirtió sobre la apostasía y las consecuencias de creer la mentira. 2 Tesalonicenses 2:8-12 

El problema está en no creer la verdad. Al negar la verdad por creer en la mentira también negamos a nuestro salvador, porque no creemos en sus enseñanzas. Jesús les dijo a los judíos que ellos no eran de Dios, porque no creían en sus enseñanzas. Juan 8:43-45 

Judas nos dice lo mismo, pero da un mandamiento que contendamos ardientemente por la fe que fue dada a los apóstoles y de los cuales nosotros somos participes. Judas 3-4 

2.  Las características de estos falsos maestros.

Son hombres impíos, no tienen temor ni respeto por Dios, van en contra de la voluntad de Dios que con sus enseñanza convierten el camino de la fe en libertinaje. Su objetivo era y es obtener ganancias a través de la mercadería que hacen con la fe. 2 Pedro 2:3 

Parecen hablar de Dios, pero son palabras fingidas.  La condenación y perdición para estos hombres y para aquellos que siguieron y siguen sus desilusiones.

3.  Dios castigará a estas personas que enseñan y creen la mentira

El castigo de Dios y la condenación es lo que le espera a los que no creen la verdad sino que se complacen en la mentira. Tanto Pedro como Judas hacen mención de los ángeles y personas que fueron castigadas por caer en el pecado de no obedecer. 2 Pedro 2:4-9 

Los injustos son aquellos que no creen, ni obedecen a Dios. Judas 5-7 

4.  Estas personas son contumaces e irrespetuosas de las potestades superiores.

Estas son señales que nos permite reconocer cuando estamos frente a este tipo de personas o sectas. 2 Pedro 2:10-11 

Judas nos ayuda a entender quienes son las potestades superiores. Judas 1:8-9 

Pero estos irán de mal en peor. En el primer siglo ellos entraron sigilosamente en la iglesia de Cristo, hoy aún sucede. 2 Pedro 2:12-13 

Hablaban de Dios sin entender, sin conocer. Cuando enseñaban, no era la palabra sino blasfemia. Hablaban impíamente ofendiendo a Dios.  Judas 10 

5.  Seducen a los que no tienen firmeza de la palabra de Dios.

Cuando no tenemos una fe firme, fuerte basada en la palabra de Dios, puede suceder lo que le paso a estas almas inconstantes, son seducidas y desviadas de la verdad. 2 Pedro 2:14-17 

Usan palabras fingidas, inútiles, infladas para convencer a los inconstantes. 2 Pedro 2:18  Judas 16 

Con su palabrería prometen libertad, pero la verdad es que los convierte en esclavos del pecado. 2 Pedro 2:19-21 

Conclusión:

El camino de la verdad fue blasfemado desde hace muchos siglos por hombres corruptos de entendimiento y hoy tenemos las consecuencias una inmensa confusión religiosa que impide que muchas personas puedan recibir la verdad y que también atenta contra la firmeza de los que han sido agregados   a la iglesia del señor.

Cuidar nuestra fe es nuestra obligación, alimentándola de la palabra de Dios y rechazando las falsas enseñanzas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada